logo yo y mi maleta

Castillo de Vimianzo

La historia de esta fortaleza situada en el corazón de la provincia de A Coruña está ligada a luchas armadas, a la Primera Guerra Irmandiña e incluso a ejecuciones por desobediencia al rey


Visitamos una de las fortalezas mejor conservadas de Galicia, el castillo de Vimianzo. Los precedentes de esta fortificación son un tanto lúgubres. La historia comienza en el siglo XII con los Mariño de Lobeira, uno de cuyos miembros, Rui Soga, cuyo nombre ya no anticipaba nada bueno, fue degollado en la villa costera de Noia a finales del siglo XIV, acusado de desobedecer al rey, y sus propiedades pasaron al arzobispado de Santiago del que el ajusticiado era pertiguero mayor y jefe mayor de todos sus caballeros.

Unos años después se convierte en propiedad de los Moscoso, quienes pronto serían condes de Altamira. Estos eran enemigos irreconciliables del poderoso obispo de Santiago Alonso de Fonseca, a quien precisamente encarcelaron durante 2 años en Vimianzo.

Castillo de Vimianzo
Torre del homenaje del Castillo de Vimianzo.

En 1467 el castillo sería derruido en la primera de las guerras irmandiñas, una revuelta social que enfrentó a los campesinos, agrupados en hermandades, frente a los señores feudales a causa de los notables abusos por parte de estos últimos.

Un lustro después el obispo Fonseca se apodera del castillo y lo reconstruye, pero los Moscoso se vuelven a enfrentar a él con las armas y lo recuperan, manteniéndolo en su familia hasta el siglo XIX. Lo adquirió después la familia Martelo, a quienes sería expropiado durante la República, y devuelto a sus propietarios tras la guerra civil por el gobierno franquista. En 1965 sufrió un incendio y la familia Martelo lo legó al Arzobispado de Santiago, que lo vendió en 1973 a la Diputación de A Coruña, siendo actualmente gestionado por el Ayuntamiento de Vimianzo.


¿Buscas un restaurante?

Lee nuestras opiniones sobre muchos locales de España y de otros países


AVISO LEGAL

Copyright SPIRALES EDITIONS © 2019 · Todos los derechos reservados· yoymimaleta.com